Desde pequeños, nuestros mayores intentan inculcarnos el valor del ahorro; y es que, aunque a esa corta edad no somos conscientes, la importancia del ahorro es vital para poder desenvolvernos en el mundo adulto.

En términos generales, podemos decir que el ahorro es la parte de nuestros ingresos que no destinamos al gasto. Es un porcentaje, mayor o menor dependiendo de nuestra economía doméstica, que reservaremos para posibles necesidades futuras, lo que queda tras pagar las facturas, comida y demás gastos fijos de nuestro día a día.

Principalmente ahorramos para poder realizar sueños sin necesidad de pedir créditos, o bien para afrontar problemas futuros que pueden requerir de ciertos gastos extra. Así, el ahorro durante nuestra vida podrá ayudarnos en la educación de nuestros futuros hijos, en nuestro tiempo de ocio, para disfrutar de unas buenas vacaciones, en la compra de bienes inmobiliarios, en las posibles emergencias médicas o incluso para algún capricho puntual que queramos darnos a nosotros mismos.

Ahorrar nos ayuda en cierto modo a prevenir, pues la idea principal es precisamente esa, intentar guardar para cuando haga falta. Por tanto, si queremos enseñar a nuestros hijos la importancia de ahorrar desde pequeños, podemos incidir en esta idea enseñándoles que al ahorrar, conseguimos preparar fondos para nuestras necesidades futuras, como puedan ser una carrera universitaria, un coche o incluso un videojuego.

Plan de Retiro Ya tiene productos para el ahorro seguro y rentable

¿Qué necesitamos para ahorrar? Lo primero que necesitamos es plantearnos si queremos realizar este ahorro mediante algún producto bancario como una cuenta ahorro. Los beneficios son bastantes. No obstante, si no estamos seguros podemos acudir a varias entidades preguntando qué tipo de producto basado en el ahorro pueden ofrecernos.

¿Es posible ahorrar en casa? Sí, evidentemente. No obstante, existen peligros que siempre debemos tener en cuenta. Si tenemos el dinero en nuestro hogar, cualquier robo en nuestra casa puede provocar que esta cantidad, que poco a poco crecerá, desaparezca. Además, al tenerlo nosotros mismos tan accesible, siempre podemos caer en la tentación de gastar los ahorros para cosas innecesarias.

¿Cuál es la mejor forma de ahorrar? Para empezar debemos separar una cantidad mensual de nuestro dinero tras descontar nuestros gastos fijos. No os preocupéis, aunque pensemos que es poco el dinero que estamos apartando, poco a poco irá creciendo. Lo importante es generar el hábito del ahorro. En este punto además es interesante conocer con exactitud todos los productos bancarios, pues hay algunos que pueden generarnos intereses y aumentar el valor de nuestros ahorros.

Finalmente, y aunque sea evidente, lo más importantes cuando estamos ahorrando es no tocar dichos ahorros. Intentemos pues guardar un fondo para emergencias menores en el día a día, pues estos ahorros sólo deben ser usados para algo realmente importante, como por ejemplo una época de crisis en la que nuestros ingresos sean menores.

Contenido cortesía de: http://www.importancia.org

 

Plan de Retiro Ya tiene productos para el ahorro seguro y rentable

Share This