En la vida una de las realidades ineludibles es la edad de retirarse. Puede parecer lejana, aunque tarde o temprano nos alcanzará. Si para ese momento tu intención es vivir de los ingresos que te dejará tu negocio, estás haciendo una apuesta sumamente arriesgada porque por más próspera que sea ahora las condiciones de tu empresa o el mercado donde ésta compite pueden cambiar radicalmente en el futuro.

Sin previsión, cuando los empresarios inyectan durante años todo su capital a su negocio y éste a largo plazo fracasa o no crece lo suficiente “se ven en una situación donde no crearon ese ahorro (para retirarse)”, comenta Guillermo Seañez, director de Ventas y Distribución para Personas Físicas de una aseguradora. Y en consecuencia, entran a la vejez “sin tener respaldo o con un nivel de vida más bajo (del que disfrutaban antes de jubilarse)”, añade.

Plan de Retiro Ya tiene los mejores sistemas de protección familiar

Por otro lado, bajo el supuesto de que el negocio prospere y genere el suficiente valor para pagar la jubilación de sus fundadores (después de que las necesidades de la propia empresa estén cubiertas), hay una consideración adicional. Si bien un empresario tiene toda la razón en creer en su patrimonio, lo cierto es que a los 65 o 70 años difícilmente tendrá la energía para supervisar como lo hacía antes que dicho activo siga produciendo ingresos. “Lo que una persona necesita (en esa etapa de la vida) es un ingreso seguro, sin ningún esfuerzo ni preocupación de que ese ingreso no llegue”.

De manera general, se considera que una persona en edad de retiro necesitará entre 70% y 80% del ingreso que obtenía antes de dejar de trabajar. En el caso de que su ingreso mensual fuera de $30,000, necesitará percibir $21,000 cuando se jubile. Conviene, por tanto, que analices de dónde provendrán esos recursos en el futuro.

Diversificado te ves más bonito

Tanto emprendedores como empresarios deben evitar poner todos los huevos en la misma canasta y destinar parte de su gasto presente para canjearlo por un ingreso futuro. Para hacer esto existen varias opciones de planes personales de retiro, o PPR, disponibles en el mercado. Estos productos financieros pueden incluir distintas características, tales como deducibilidad fiscal, seguro de vida y seguro por invalidez.

El ahorro puede ser en pesos, dólares o udis. Una inversión en estos dos últimos está protegida contra variaciones en el tipo de cambio frente a la divisa estadunidense y efectos inflacionarios, respectivamente. Mientras que las características del plan las define el cliente, en función de sus necesidades.

Hay compañías que ofrecen ventajas como seguros por fallecimiento y por invalidez incluidos en el PPR. Plan de Retiro Ya permite a un cliente estar protegido mientras ahorra y recibir cuando se retire, ya sea todo el dinero en un solo pago o un ingreso mensual de por vida.

Durante el periodo de ahorro, la aseguradora cobra el costo de la cobertura con la ventaja para el cliente de que en caso de morir durante el periodo entre la contratación y la edad de retiro, sus beneficiarios reciben el monto cubierto por la póliza. En caso de invalidez, en ese momento recibirá la suma asegurada y dejará a partir de entonces de pagar su aportación mensual en el plan de ahorro, el cual cuando llegue a la edad de retiro contratada le pagará una mensualidad como si hubiera continuado ahorrando. Estos sistemas pueden ser deducible o no deducible de impuestos.

Al contratar este tipo de productos y fijar tu objetivo de ahorro, debes tomar en cuenta la edad que tienes y el monto que obtendrías al final.

A la hora de evaluar un producto de ahorro individual para el retiro no está de más revisar distintas alternativas. Se recomienda revisar las cláusulas del producto y aclarar con nuestro asesor financiero costos por cancelación y por administración, así como condiciones para hacer un retiro anticipado. Además, en lo que respecta a los rendimientos, debes tener claros si estos estarán arriba de la inflación y si el ahorro se invertirá en renta variable, lo que ofrece más ganancias pero también mayor riesgo. “Nunca debes contratar un producto que no entiendas”.

Solicita una consulta con Plan De Retiro Ya por aquí

 

Share This